domingo, octubre 12

'Clausura del amor' de Pascal Rambert. Reseña


Basta un gesto, una intención, una mirada...lo mínimo en la teatralidad que se máxima en la mente para incendiar el alma. Eso sucede al vivir 'Clausura del amor'; se incendia el alma, se encienden las ganas.
 El texto escrito por Pascal Rambert -Clôture de l'Amour- (traducido al español por Humberto Pérez Mortera) ha sido llevado a escena a través de las actuaciones de Arcelia Ramírez y Antón Araiza, dirigidos por Hugo Arrevillaga. La puesta que se presenta en el Teatro 'El Granero' del Centro Cultural del Bosque representa el desprendimiento de una pareja, un rompimiento que se desgaja en recuerdos de sexo, ternura y amor; reclamos y golpes que inundan hasta invadir el espacio del espectador. Un texto poderoso que cobra vida en el cuerpo y voz de dos actores que logran una comunión, una tensión abrumadora, dos monólogos se enfrentan en el escenario, las palabras se dan un espacio para atacar, aquello es un asunto de turnos: primero el actor, después la actriz; primero Antón, después Arcelia. Pareciera que el orden importa mucho pero cuando se trata de heridas y reclamos el orden nada importa. Un trabajo de dialéctica que arrastra con la tristeza y la desesperanza del uno por el otro, un extrañamiento de dos que alguna vez se conocieron muy bien.  
El espectador se mira desnudo, el espectador se siente expuesto y es así porque lo que está presenciando lo exige, el trabajo de los actores lo demanda, uno no puede salir indemne ante tal tormenta. La atmósfera íntima del 'Granero' es ideal para ésta pieza, los elementos escenográficos son austeros pero poéticos, parece haber un río blanco en el que se zambullen de vez en cuando los personajes, también parece ser un camino que los separa y que los une, el único camino que logra que estos dos puedan encontrar un vínculo, uno más que los conecte, tal vez el último. Ser testigo de una clausura del amor no es cosa fácil, uno nunca espera formar parte de un asunto privado, tal vez no deberíamos enterarnos de como el semen del hombre se secaba en el pecho de la mujer, tal vez uno nunca debiera separarse de alguien o tal vez nunca debimos haber estado juntos, el dolor que causa el desprendimiento puede ser comparado con las ganas por querer seguir unidos. Esto puede ser el ensayo encapsulado de lo que sucede todos los días alrededor del mundo, apuesto que a usted le ha pasado, todo lo que comienza...termina.
Por: Osiris Lopez @Abundarte

Se presenta del 18 de Septiembre al 9 de noviembre de jueves a domingo en el Teatro El Granero, CCB. Ciudad de México.


martes, octubre 22

Ave de metal desconocido.


Confieso que desde chiquito he anhelado encuentros del tercer tipo aunque me aterraba la idea de concretar uno. El cielo oscuro siempre me sedujo, esa oscuridad se me presentaba como un lienzo infinito, ahí podía verter las ideas que me sugerían libros y películas, esas ideas se resumían en una sola; la vida extraterrestre. Crecí en un pueblo pequeño, mi casa era única debido a su tejado, un día un temblor sacudió las tejas quebrando algunas y descomponiendo el orden de todas, así aparecieron agujeros en el tejado, aquella noche me vi iluminado por la luna, ahí comenzó la intriga por las luces que se movían en el cielo y que inspiraban extrañeza y confianza, pensé que ese espacio exterior albergaba más que pedazos enormes de roca suspendidos en la nada.
Se lo conté a mi papá, Él dijo que era ficción y que esos objetos eran sólo pájaros. -¿A poco los pájaros tienen luz?- le pregunté. -Los pájaros son muy listos, tal vez no propia pero logran reflejarla.- dijo. -Eso hacen las estrellas, no los pájaros.- Respondí indignado. De la conversación con mi papá hice de los pájaros una metáfora para referir a OVNIS, y darle un sentido que me permitiera visualizar una imagen, imagen que era ajena a esos objetos pero que después de todo tenía cierta congruencia al remitir objetos que volaban con singular elegancia, con singular misterio.
mpre regreso a mi antigua casa, odio la ciudad, su cielo es borroso y oculta lo que por sí mismo ya se oculta, ni siquiera estrellas hay en la ciudad. Eso me obliga- como hoy- a regresar al pueblo donde nací. Estoy aquí, soy viejo y se que pronto he de morir, vine a entregarle mis suspiros y lamentos a este campo distante que siento mio. Sé que viene por mi una majestuosa ave de metal desconocido, de color sobrio y mudo, se acerca, lo siento ya. La luz es la misma de cuando era niño, la luz hipnotiza y cobija la soledad. Mi cita esta noche es con el Gorrión que absorbe y eleva, mi anhelado encuentro del tercer tipo por fin llegó. Tengo miedo pero mi metáfora me permite visualizarlo como un niño que se asombra con águilas atravesando el sol, aunque el mio es un Gorrión que abre el pic
Comprendí que hacerme viejo renovaba mi creencia, entendí que la inmensidad estructuraba mi ser, no porque yo fuera parte de la inmensidad sino porque en comparación podía darme cuenta de mi insignificancia; las cosas grandes no creadas por el hombre son la inmensidad que me configura; el océano, el desierto, las montañas y el cielo, el cielo oscuro, el espacio que no es terrestre. Mi sentir por la vida extraterrestre le daba sentido a mi vida, mi tema no era un asunto sensacionalista de programa barato en televisión, lo mío era cósmico. Aunque el trabajo me llevó a la ciudad si
eo para revelar misterios -pájaro bendito me entrego a ti,abre tu pico- Le grito mientras abre el pico con lentitud al acercarse.
.
El pico se abrió más y más, la cabeza del Gorrión se acercó a mí y el resplandor sonoro del amarillo avanzó suavemente y me envolvió.

jueves, octubre 17

Petate.

Entretejo tiras de palma seca para construirme un pasado, intento armar objetos que en la imaginación se trencen y en el mundo provoquen trance; un petate hace eso. Adoro el movimiento rítmico escalonado que transforma en víboras mis pedazos secos de palma, se mezclan y se pierden creando mágico aura. Hermosos petates que me colman de calma, tendidos en sinceros suelos de tierras ya olvidadas. Decoran espacios y purifican almas, arden con la pasión de hombres en pesadillas, arden con el temor de los cuerpos que buscan penetrarse y entregarse hasta saciar su trauma. Misterioso petate que velas mi sueño, te entrego mi carne, que me envuelvan en ti cuando los suspiros ya no moren en mi cara. Mi cuerpo también es tejido, mis músculos son fibras que se amarran, benditos los músculos del hombre, benditos los petates, bendito el movimiento que teje y construye. Me amarro al tiempo porque desprecio el olvido; seas futuro o presente, téjeme en el pasado porque es mas romántico.

lunes, octubre 7

Oh Otoño.


Oh otoño; sos oro, sos toro con color. Yo sólo corro, yo cobro los bochornos. Codo con codo, ¿otoño o yo?.

Otoño sos todo color ; corro con cronos, lloro con dolor. Otoño cosmólogo, otoño sonoro. Somos troncos con rostro, somos polvo. Yo robot.

Por Oss.

sábado, octubre 5

Love theme from Blade Runner.


El tema de amor de Blade Runner se me antoja para desnudarnos el alma, el sonido inspira inmensos valles de calma, tu y yo somos dos tipos que desde hace mucho se traían ganas, expongo mi inquietud mientras escucho esas notas de amor y mientras paso mis dedos entre tu cabello; te despeino sin pena, sin pena me miras y es agua tu mirada; clara, vital, que putas ganas de hacer míos tus suspiros, de arrinconarte despacio por los recovecos de esta temporada donde caen las hojas con lentitud; sedientas de ser fotografiadas. Se me antoja tu cuerpo entero, no le veo desperdicio alguno. Tus vellos me estremecen, esos que se plantan en tu piel y se erizan con gracia cuando toco tus pezones, cuando rozo mi nariz detrás de tu cuello, que rico hueles. Sé que usas mi perfume por las mañanas, de alguna forma intentas llevarme contigo durante el día, no te culpo. Siento que esto puede durar poco, la intensidad resulta ser fatal, hay que andarse con cuidado con el amor, porque cuando es amor las olas son agrestes y no hay temor a la playa. Así me gusta, me gusta el drama. Odio la tranquilidad que solo disfraza la indiferencia, y tu no me eres indiferente, me interesas mucho, me provocas mucho. Se me descompone el rostro cuando veo el tuyo, tu rostro es bello, es... imponente, te apareces y alteras el ambiente, tu presencia provoca nerviosismo y es claro cuando enciendo otro cigarrillo. Me encantas, eres una especie de futuro encapsulado en un cuerpo muy presente que no deja de hacerse viejo; eres el tiempo, un tiempo que no pasa en vano, un tiempo que mantiene entretenidas mis manos, contigo sobre tu cuerpo y sin ti sobre el mio, me masturbo, mi mente obtiene placer pensándote, mi mente te aparece y se lo agradezco. Creo en la vida extraterrestre aunque me aterra un poco la idea, la presencia del otro, del no humano; eso configura mi presencia y a tu lado estoy dispuesto a enfrentar cualquier nave o... a subir en ella. Escucho a lo lejos explosiones, llego a la conclusión de que es nuestro orgasmo; orgánico y mágico momento, química hecha deseo. Que putas ganas de perderme en tu cuerpo, que inmensa la atracción que emerge de nuestras miradas, mortal atracción. Los dioses colman su inquietud con nuestro suavemente feroz acto de cama, o petate, o arena, cualquier superficie sea, al final nuestros cuerpos desnudos son la única superficie que necesitamos para hacer bailar la pasión que nos profesamos. No importa que sean pocas tus palabras, deja que el tema de amor de Blade Runner siga sonando y que sea el viento, que sean las notas las que acomoden tu sentir cerca de mi oído, eres tu convertido en tema de amor quien penetra en mi, quien penetra en mi alma. Deja que las naves espaciales nos lleven al cielo, al espacio que tu y yo ya conocemos.

viernes, julio 26

Bonita tarde.


Bonita tarde es la que en silencio arde, la que en su inmediatez incendia; bosques,  mares y soledad. El atardecer de fuego me gusta porque combina con mi cabello, juegan hermoso billar, sólo por las tardes siento como cobra vida; grita, baila, llora toda, toda la bonita tarde, el distante tiempo que nos da.
El atardecer de fuego penetra duro, avivando con ello mi inquietud por las varillas solares; estructuras tibias de un amor que huye, de un amor que escapa.¡Son pájaros! son los rayos pájaros que atraviesan ordenados el cielo, que atraviesan ordenados ordenando el cielo. Con su paso fugaz dan eternidad a mi amor que huye y al cielo que no se va, al cielo que se queda mirando desde arriba a los tontos que miran al sol llorar.
¿El sol llora? Si, el sol llora. Se alza orgulloso por las mañanas, se alza para quemar. Y quema, incendia, controla la humedad. Por la tarde lo comprende y se suelta a chillar, sabe que no muere pero el rey astro no conoce la humildad. Me gusta pensar que el sol es hombre y me abraza, me secuestra, me quiere desvirgar. 
Bonita tarde que dura poco aunque lo suficiente para hipnotizar, millones de fotos la retratan pero ni una la captura, hay misterio que no se imprime en los papeles más que en el alma de los que antes de que el sol se oculte voltean hacia arriba y miran sin saberlo al hombre vanidoso que coge ilusiones del que se atonta, del que entrega su vida por un amor que no es posible, solo explosión hay más allá.
Bonita tarde.

miércoles, marzo 27

Día Mundial del Teatro y Semana Santa.

Hoy es el Día Mundial del Teatro y mañana continúan las representaciones de la Semana Santa. ¿Coincidencia? No lo creo, como espectáculo la Semana Santa entretiene, lo demás no sé. Estos días son representaciones teatrales, espero que la 'fe' de los católicos no sea solo eso y que sea más que drama de misa o comedia de fiesta en los bautizos. Mientras tanto yo me entretengo con mis pies descalzos que sangran en dirección a mi propio calvario, donde me esperan ansiosos unos guardias para clavarme en la cruz más alta que apunta a un atardecer lleno de melancolía.

jueves, enero 10

¿"X, somos chavos"? Una reflexión inquietante sobre una frase común.


En general no sabemos cuando vamos a morir, algunas personas tienen algún aproximado porque su medico les ha pronosticado cierto tiempo de vida, otros también saben porque se suicidan y  tienen idea de cuando van a jalar del gatillo, cortarse las venas o abusar de las pastillas. Se dice que lo único seguro que tenemos es la muerte y es cierto, todos vamos a morir eventualmente, nuestro cuerpo es finito, no hay duda. También es cierto que somos demasiado frágiles frente al mundo: sismos, huracanes, tsunamis, vientos con inmensa fuerza, autos a gran velocidad, caídas, resbalones, mordeduras, virus, bacterias, .. cualquier cosa, cualquier situación, cualquier animal por pequeño que sea puede matarnos.  Mi punto es el siguiente: No somos conscientes de eso, la mayoría de las personas creemos que vamos a morir de viejos, imaginamos el fin de nuestras vidas como un otoño en el que las hojas doradas de los arboles caen lentamente  hasta tocar el suelo, imaginamos a nuestros nietos correteando a nuestros pies y esos momentos nos parecen los idóneos para abandonar la vida, pero eso no sucede, no a toda la gente. 
En estos tiempos capitalistas pareciera que la vida es algo que puede comprarse,  realmente no es así, gente con dinero puede tener acceso a mejores servicios de salud, tal vez a comida de mejor calidad o por lo menos si poder comprar comida. Gente sin dinero se muere de enfermedades fácilmente curables, gente pobre se muere por no comer, pasa todos los días. Pero hasta los más ricos se mueren de cáncer, es decir... la muerte es la muerte, podemos jugar todo el tiempo ( que el dinero y la tecnología permitan) a evadirla pero llegara.
Recientemente he escuchado demasiado la frase " X, somos chavos" y pareciera que los que la pronuncian ignoran que "tener" pocos años no los protege de accidentes o vicisitudes de la vida diaria que pudieran matarlos. ¿que quieren decir con "X, somos chavos"?, me suena a una frase "envalentonadora", una frase con la que pretenden tomar fuerza o ánimos para seguir de fiesta, para seguir en la borrachera o ignorar obligaciones propias de la juventud, como estudiar o ayudar en casa. Yo tengo 25 años y creo que como individuos cada ser sobre la tierra tiene una historia que vivir, lugares que visitar, gente por conocer o hasta drogas por probar, no pretendo dar un consejo moralista porque yo mismo los detesto, sin embargo siento que el hecho de tener 18,19,20 o más o menos años no tendría porque hacernos inmunes al desastre. La vida es un asunto increíble que nos permite hacer planes, pensar en el futuro, recordar el pasado; forjar un historia, ser parte de la historia. Una gran satisfacción es cumplir nuestras metas, nos sentimos bien cuando hacemos cosas que habíamos planeado o de cualquier manera hacer cosas que nos agradan aun sin haberlas planeado es algo que nos emociona el alma, y necesitamos vida para ello. Esta es una reflexión dirigida a mi, suelo tener momentos de gran elocuencia y a veces soy el más mediocre de los chicos con playeras estampadas, este es un recordatorio que me hago para tener presente que todos los días debo sorprenderme con la doble belleza que encuentro en la vida, lo bello de estar vivo y lo bello de saber que un día moriré y que cualquier día puede ser ese día. No le tengo miedo a la muerte... tengo miedo de perder el entusiasmo por la vida. "X" me suena a "no importa, somos chavos" pero... la verdad es que si importa, la vida importa, experimentemos con ella no con un pensamiento lúgubre de muerte pero si con un" moriré algún día" presente. 
Puedes leerme con entusiasmo o simplemente ignorarme... total, eres chavo. 

miércoles, enero 9

¿Una explicación para Lost? Yo no la necesito.


Un día de enero del 2012 comencé a ver la serie "Lost". Ha pasado un año y aun sigo "perdido"...pero no confundido, resulta que mi encuentro con" lost" fue intenso, a diferencia de las personas que siguieron la serie durante 6 años yo en 3 meses vi las 6 temporadas: los 121 capítulos. Antes de iniciar había escuchado del descontento de algunos fans con el final, sin embargo decidí comenzar a verla y continuar en el viaje hasta un desenlace que ya ansiaba desde el primer capitulo. La historia va sobre un grupo de sobrevivientes a un accidente aéreo; el vuelo 815 de Oceanic Airlines y de como una isla misteriosa se convierte en su nuevo hogar.
Personalmente me encanta el misterio, el suspenso, la intriga. Me agrada la sensación que se crea al encerrar a un grupo de personas en un lugar del que no pueden escapar, es un caldo de cultivo donde la flama arde hasta hacer entrar en ebullición las pasiones humanas. 
Se me dificulta ahora pensar en "lost" como en una serie de misterio o de terror, todos los recursos que me engancharon a ella por supuesto que forman parte de un universo que pertenece a lo oculto y a la sorpresa, pero "lost" realmente me conmocionó cuando me di cuenta que yo deseaba ser un habitante de aquella isla, yo pensaba que podría ser el perfecto compañero de aquellos sobrevivientes pues en cada capitulo iba conociendo del dolor y la desesperanza qué cada uno de ellos cargaba antes de abordar aquel avión y como la isla en cierto sentido les permitía redimirse ellos mismos, enfrentarse a sus temores.
 La isla no era ningún purgatorio, y lo mejor que pudo pasarles a esos personajes fue haber llegado a la isla, la tragedia a mis ojos se transformaba en salvación. Y todos necesitamos ser salvados de nuestro propio desgarramiento pasional, todos necesitamos una isla de redención. "l.ost" es una serie épica, imperdible y devastadora. Los viajes en el tiempo, los misterios, el humo negro, los "otros", la iniciativa Dharma, los numeros... todo era un pretexto para exponer y hacer evidente nuestra debilidad y nuestra clamante necesidad de reconocimiento, de cariño, nuestra clamante necesidad de querer frenar el dolor. Lost  es una serie compleja porque trata los temas más complejos de nuestra vida: las emociones, la fe, la esperanza, estoy escribiendo esto y se me desgrana el corazón recordando aquellos días cuando la veía,  y recuerdo como ver "lost" me hizo regresar a la playa, a las aguas del pacifico, las mismas aguas que bañaban aquella isla. Me gusto "lost" porque yo también había estado perdido, y porque me recordaba la forma en la que conectar con emociones que desaparecían de mi vida, yo también soy una pasajero del oceanic 815. Cuando vi el ultimo capitulo me estremecí  y viendo los últimos 4 minutos no podía parar de llorar y de recibir golpes que destronaban mis ansias de una revelación espectacular, yo ya no necesitaba una explicación...porque Lost me había explicado a mi algo sobre mi mismo, y así es la vida; atiende a lo básico pero vamos por ella con aires de grandeza queriendo que los grandes misterios nos sean revelados. No necesito una explicación, solo quiero regresar al mar, solo quiero regresar a esa isla, donde puedo jugar a que nadie rompe mi corazón, y donde soy fuerte.